la-casa-minima
La Casa Mínima es una estrecha vivienda que se encuentra entre las calles Balcarce y Defensa, se halla en el Pasaje San Lorenzo, en su número 380. Es la casa más angosta de Buenos Aires. También es conocida como “casa del liberto”.
Según cuenta la leyenda, era en realidad la casa de un ex esclavo liberto de Urquiza, quien fue liberado al proclamarse la ley de la libertad de vientres en 1813, durante las sesiones de la Asamblea del año XIII. Su ex amo le habría otorgado un pequeño lugar en donde vivir, y ese sería el origen de la casa “mínima”.
Parece ser que la verdadera historia es bien distinta y mucho más prosaica: la casa, si bien es de principios del siglo XIX es en realidad un espacio residual de las edificaciones de la manzana que quedó luego de sucesivas reformas de las mismas. Perteneció a un tal Dr. José María Peña, quien fue subdividiendo la propiedad, quedando este espacio residual que con el tiempo se transformó en una pequeña, “mínima”, casa.