La saturación histórica de la ciudad de Buenos Aires hará que, a fines de los años sesenta, el impulso de extensión urbana del centro de negocios se desplace hacia su tradicional dirección de crecimiento, el norte. Se concreta así la expansión de Catalinas Norte, en el eje Plaza de Mayo-Retiro, constituyéndose en un núcleo del área.
En una estratégica ubicación, se localizan grandes empresas nacionales e internacionales, así como los edificios corporativos siguiendo las pautas del Internacional Style.
Este edificio dentro de las soluciones convencionales, a diferencia que el Conurban, se caracteriza por la expresiva articulación entre el núcleo macizo, de servicios y el volúmen vidriado de las oficinas; en un intento de proponer una alternativa al prisma rectangular vidriado clásico, sin que aparezca una ruptura formal. La solución constructiva remarca, con la elección de los materiales, este planteo utilizando hormigón visto en el núcleo y vidrio en la tan bien proporcionada caja de oficinas.

Año: 1969/1973
Autores:
Arq. Manteola, Flora
Arq. Sánchez Gómez, Javier
Arq. Santos, Josefina
Arq. Solsona, Justo
Arq. Viñoly, Rafael
Dirección:
Carlos M. Della Paolera 299