La bolsa de Comercio de Buenos Aires es una de las obras más significativas, tanto por su rol institucional como por su calidad arquitectónica.
Christophersen despliega en ella todo su dominio de las reglas académicas exhibiendo explícitamente la clásica partición compositiva del basamento, fuste y coronamiento.
La ampliación realizada en los años 70 por Alvarez, dentro del lenguaje International Style característico de su estudio, aporta un gesto de respeto inusual por la ciudad y por la valiosa obra de su colega, al ordenar la altura del curtain wall de su fachada con la de los dos cuerpos simétricos del edificio vecino, Comega.

Año: 1960/1966
Autores:
Arq. Christophersen, Alejandro
Arq. Alvarez, Mario Roberto
Dirección:
25 de Mayo 375 y Leandro N. Alem 344